A la escucha del Espíritu, teniendo como referencia a María

Terminábamos el curso pasado con un acontecimiento muy significativo. Fue en Junio, reunidos miembros de las parroquias del pueblo para celebrar la Vigilia de Pentecostés con el lema: “ A la escucha del Espíritu, teniendo como referencia a María”. Jesús a través de su Espíritu nos habló y nos sigue hablando de muchas maneras, incluso aquél día lo hizo también a través de unos testimonios de vida de personas que conviven con nosotros, testimonios vivos en nuestras Comunidades Cristianas.

Comenzamos un nuevo curso pastoral abiertos a la voz del Espíritu. Que sea Él quien vaya dirigiendo nuestros pasos, iluminándonos para que acertemos a llevar a cabo lo que espera de nosotros, y nos fortalezca en medio de las dificultades para que seamos fieles a su voz.

Permanezcamos siempre atentos a la voz del Espíritu como lo hizo María, Madre nuestra y Reina de los Apóstoles.

 

Nuevos signos

 

Hoy en día en la vida humana los signos son muy importantes.

 Comenzamos este nuevo curso pastoral con dos signos muy llamativos:

Hemos estrenado el ascensor público que nos conduce entre otros lugares a nuestra Parroquia, Reina de los Apóstoles. Es importante para todo el Pueblo, e importante para nuestra Comunidad Cristiana facilitando el acceso a la parroquia y a los locales parroquiales, sobre todo a las personas con dificultades físicas. Nos complace quede así subsanado uno de los serios problemas que teníamos para allegarnos a la parroquia.

Otro signo, lo podemos contemplar se trata de la renovación del mural de la fachada del templo, obra del pintor Sixto Aguilera, al que agradecemos su labor y bien hacer.

Esperamos que no sólo hayamos logrado embellecer la fachada de la iglesia, sino que venga a significar el deseo sincero de “Renovación de la Comunidad Cristiana, guiados por María, Reina de los Apóstoles, nuestra patrona.

 

CON MARÍA, LA REINA DE LOS APÓSTOLES, DESDE EL CENÁCULO, CON LA ORACIÓN, CELEBRACIÓN, FORMACIÓN, ABRIMOS LAS PUERTAS COMO UN NUEVO PENTECOSTÉS PARA IR A REGENERAR A LA SOCIEDAD, COMO IGLESIA ENVIADA.